Descubre ​​El Valle de Arán, la esencia de los pirineos

Descubre ​​El Valle de Arán, la esencia de los pirineos

El Valle de Arán se ha convertido en uno de los destinos turísticos favoritos del pirineo catalán, gracias a su privilegiada posición geográfica, su entorno natural, su cultura y las maravillosas experiencias que ofrece.

Conocer un poco más sobre esta comarca ubicada en la frontera que está con Francia, podrá darte la mejor sorpresa para animarte a visitar sus distintos paisajes. Además de esto, también nos encargaremos de mostrarte distintas guías para visitar relevantes con las que podrás conocer su geografía, su cultura, parte de su historia y mucho más.

Así que te invitamos a quedarte y conocer con nosotros más de las maravillas que tiene el Valle de Arán preparado para sus visitantes, en esta región catalana de España.

¿Dónde se encuentra exactamente el Valle de Arán?

Al Valle de Arán se le conoce como la única comarca que existe en toda Cataluña que pertenece en su mayoría a la cuenca existente dentro del Atlántico. En el  espacio territorial tiene el río llamado Garona, el cual tiene su nacimiento en el Valle de Arán para luego atravesarlo y desembocar por el océano Atlántico, en la población de Bordeus.

Cerca de este mismo río Garona, en el pla de beret, también nace otro río, el Noguera Pallaresa, el cual le ofrece una cuenca al mediterráneo, pero con un curso en dirección contraria. Se ha calculado un aproximado de precipitaciones de hasta los mil litros por metro cuadrado, alcanzando una temperatura promedio de 9.2 °C, dando un clima totalmente fresco a sus visitantes.

Su ubicación geográfica se encuentra delimitada por el norte con la frontera francesa, por la región de occitania, llevando este dialecto a ser una de sus lenguas nativas con sus derivados por todo el territorio. Por el suroeste, su frontera limita con la comarca aragonesa de Huesca en la Ribagorza. Mientras que por el sur se encuentra la comarca catalana de Lérida en Alta Ribagorza.

Finalmente, por el este limita frontera también con Lérida, pero en este caso se trata de Pallars Sobirá, lo que lleva a este valle a estar en una zona privilegiada geográficamente. Los paisajes que se desarrollan dentro de esta región han logrado convertirse en el lugar indicado para viajar a la montaña en vacaciones o incluso esquiar en temporadas de invierno.

Un territorio lleno de montañas

refugio-colomers-valle-aran-aranmap

Ahora que sabemos que el Valle de Arán se caracteriza por ser una zona montañosa dentro de los pirineos catalanes, que se encuentran a escasos kilómetros de Francia. Podemos entender entonces, por qué una gran parte de su territorio se encuentra superando los 2.000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Este pequeño rincón del pirineo reúne las características de clima y geografía necesarias para que la naturaleza del Valle de Arán sea tan diversa y unica.

Seguidamente, mencionaremos algunas de las montañas emblemáticas que podrás conocer si te decides a aventurarte y descubrir lo que este valle tiene preparado a quienes lo visitan durante el año.  

·  Montaña Mieidia, a unos 2191 metros de altura

·  Montaña Montardo, a unos 2833 metros de altura, ubicada en el municipio del Alto Arán

·  Montaña Mauberme, a unos 2880 metros de altura, entre la frontera de España y Francia

·  Montaña Gran Tuc de Colomers, a unos 2933 metros de altura, esta montaña está en el límite que existe entre las comarcas del Valle de Arán, la del Pallars Sobirá y la Alta Ribagorza, todas dentro de Lérida.

·  Montaña Mulleres, superando los 3013 metros de altura y ubicada en el límite que existe entre las provincias de Huesca y Lérida

·  Montaña Besiberri Norte, a más de 3015 metros de altura en el Valle de Arán, con una ubicación privilegiada tras estar entre las comarcas de este valle y la Alta Ribagorza.

La economía de la comarca Aranesa

En la antigüedad el territorio se nutría especialmente de la ganadería gracias a las grandes extensiones de terreno para pastar todo tipo de animales como vacas y ovejas. Todo esto cambio con la construcción de las estaciones de esquí de la Tuca y la estación de esquí de Baqueira Beret que ha ido ganando cada vez mayor peso en la economía del Valle de Arán.

Una de las ventajas con las que cuenta la comarca es su gran diversidad de flora y fauna junto a la maravillosa geografía que ofrece una amplia oportunidad de actividades para el turismo. Así, la comarca se ha desmarcado como uno de los mejores puntos de turismo de lujo en invierno por la buena calidad de la nieve, el rincón preferido para los amantes de las montañas en verano y los amantes de la cultura romana por la gran variedad de iglesias y ermitas.

La Cultura

La cultura del Valle de Arán cuenta con una gran unión entre Francia y Cataluña, creando sus propias raíces. Una tierra enigmática con magníficas leyendas que hablan de la antigüedad y algunas misteriosas historias que tienen total realidad como el gigante de mandronius o los amantes de Bausen.

Algunas de las tradiciones más populares son los bailes araneses, que se realizan en las festividades de los pueblos y días especiales como el día de Arán. Otras de las tradiciones que cuenta la comarca del arán son la crema der Haro y el Taro para San Juan en los pueblos de Arties y Les.

Una bonita tradición es la lengua del Aranes, hablada por la gran mayoría de sus habitantes, que se transmite generación tras generación.

La gastronomía y los restaurantes del Valle de Arán

Es un territorio de muy buen comer y la gastronomía del Valle de Arán es una de esas actividades de ocio que no puedes perderte. Existe multitud de posibilidades de donde comer si estás por la zona, desde la comida más tradicional en la que podrás degustar todos los tipos de platos que se elaboran en la zona, pasando por los típicos pintxos, deliciosas carnes a la brasa y opciones más sencillas como suculentos bocatas o pizzas.

Algunos de los productos típicos que debes probar si vienes a visitar la zona son los pates, la olha aranesa, los quesos caseros y el licor de casis entre muchas otras opciones.

El deporte y Actividades en el Valle de Arán

Se podría decir que el deporte en el Valle de Arán está en la sangre de todos los araneses. Las montañas ofrecen toda una amplia gama para todo tipo de opciones.

Los deportes y actividades de invierno en las montañas son muy populares desde hace años y cada vez están cogiendo más fuerza. El deporte rey en invierno sin lugar a dudas es el esquí y snowboard, aunque podemos practicar esquí de fondo, freeride y freestyle en la propia estación de baqueira. 

También el heliesquí, las raquetas sobre nieve, el mushing, el patinaje sobre hielo, los trineos en caballo o las motos de nieve son actividades muy entretenidas. En los últimos años, se ha incorporado una experiencia para los amantes de los coches que es la conducción sobre nieve, una auténtica pasada.

Es posible practicar una gran variedad de actividades en verano en la comarca de Arán, tanto en las montañas como en los ríos. Se organizan grandes carreras de running como la UTMB, carreras de bicicleta de montaña, bicicletas de descenso y otras actividades para realizar en paseo.

Si te gustan las rocas, es posible disfrutar de entretenidas líneas de escalada, así como vías ferratas. Si eres amante de los animales, se organizan salidas en excursión a caballo por senderos de ensueño por los frondosos bosques.

Para los amantes del agua es posible practicar rafting en todos sus niveles de dificultad. Si eres de barrancos también es posible contratar a guías especializados. 

Historia y evolución que ha tenido el Valle de Arán

Los primeros registros que se tienen de esta zona de España se remontan a la prehistoria donde, con el paso del tiempo y la colonización, la República romana los reclamó. Algunos descubrimientos apuntan que esto fue en la época del mandato de Julio César, cuando conquistó Galias.

El historiador griego, Polibio, aseguró que, en el siglo III, A.C., ya existía una población marcada o tribu dentro de esta zona, la cual era conocida como la Arenosi. Esto vendría dando origen al idioma nativo que se suele hablar en este valle. Sin embargo, la época romana fue la que marcó el inicio u origen de la población.

El camino para poder ingresar a estos paisajes habría sido por Tolosa, atravesando al valle para llegar al Pallars por el puerto de la Bonaigua. Sin embargo, cuando este imperio cae, el Valle de Arán queda totalmente abandonado y sin referencias por varios siglos.

El Valle en la Edad Media

No fue hasta el siglo X, según varios registros, donde se vincula a este valle con el condado de Ribagorza, tiempo en el que intervenía Pedro I de Aragón.

Existen documentos en el que se explica de forma extensa todo lo ocurrido entre 1108 y 1134. Un intercambio de mandatos y tenencias que llevó al Valle de Arán a estar bajo el poder de varios reyes y comandantes.

Esta tendencia se siguió manteniendo durante los siglos XII y XIII, pasando por manos de distintos condes de Bigorra, condes de Cominges o incluso reyes de Aragón. Algunos de estos casos son los siguientes:

Cronología de los mandatos sobre el valle

·  Un documento entregado en Bayona coloca como a Alfonso el Batallador como rey de Arán en 1130

·  Para 1144 fue el conde Bernardo de Commingues quien se tituló como «nobilissimo comité dominante in terra Convenarum, in Saves, in Couserans et in Aranno».

·  Para 1174 fue el rey de Aragón quien se encargó del Valle a través del Tratado de Amparanza, que firmó el rey Alfonso II. Incluso existen algunas escrituras que señalan a 1192 como el año de construcción del Hospital de Viella para los visitantes.

Pedro II de Aragón fue quien se quedó con el vasallaje de Bernardo IV, todo a cambio de este Valle de Arán que estaba bajo el dominio del rey aragonés para 1201. 

·  En 1220 era Jaime I de Aragón quien tenía el señorío del Valle

·  En 1258 el señorío fue reforzado dentro del tratado de Corbeil

·  En 1265 fue incluido Arán como parte de la Junta de Ribagorza para el mundo político aragonés

Todo esto llevó a que el Valle fuese invadido por franceses en 1283, en un acto que estuvo dirigido contra la Corona de Aragón, reivindicando a Felipe IV de Francia. A pesar de esto, en 1298 fue incorporado a los dominios de Jaime II de Mallorca, bajo el convenio de Argelers, mientras no había acuerdo entre franceses y aragoneses.

Cuando en 1311 muere el rey de Mallorca, Felipe IV de Francia, dejó de pelear por el Valle, por lo que el rey de Aragón logró recuperarlo en 1313. Sin embargo, esto no evitó que la Generalidad de Cataluña emitiera un decreto para agregar el valle a Pallars y que dejase de ser de Aragón. Finalmente, Arán terminó uniéndose a Cataluña en 1411.

Edad Moderna

Cuando ocurrió la Guerra de los Segadores, durante 1645, el Valle de Arán se encontraba solo, sin embargo, no fue hasta 1716 que se habló de este espacio. No se incluyó al valle dentro de los corregimientos escritos en el Decreto de Nueva Planta, donde Felipe V le quitó el papel sellado al valle.

Edad contemporánea

Esta es una de las épocas más importantes para el Valle de Arán, ya que es donde ocurren ciertos sucesos que la llevan a ser lo que conocemos hoy. Todo comienza en 1810 cuando Napoleón comienza la invasión a España e incorpora al Valle dentro del departamento Alto Garona, aunque fue devuelto en 1815, tras su caída.

Con la regencia de María Cristina es 1833, durante la Guerra Carlista, fueron suprimidas las instituciones aranesas, llevando al Valle de Arán al régimen general de España. Desde ese entonces, se le fue incluido dentro de la provincia de Lérida que estaba recién creada.

Además de esto, dentro de la Edad Contemporánea también existieron tres hechos que fueron realmente importantes:

1. Apertura de comunicaciones con España

antiguo-tunel-de-vielha-2

Como ya hemos mencionado, los inviernos dentro del Valle de Arán suelen bañar de una capa de nieve todas las montañas de estos pirineos, por lo que quedaba incomunicado.

Sin embargo, esto cambió en 1924 gracias a la construcción de la carretera del Puerto de la Bonaigua, permitiendo su comunicación con el resto de Cataluña.

Otro de los proyectos en este sentido fue a inauguración del túnel de Viella – Alfonso XIII, planos creados en 1832, pero con inauguración en 1948 y libre circulación en 1965.

2. Invasión del Valle de Arán

Esta ocurre por parte de los guerrilleros franquistas españoles, que buscaban reactivar la guerra dentro de España a través de esta invasión para conseguir aliados. Fueron alrededor de 3 mil hombres los que entraron al valle el 19 de octubre de 1944. Aunque el 27 del mismo mes se retiraron, por falta de apoyo, todos los hombres.

Se cree que dentro de esta operación murieron unas 129 personas, otras 214 fueron heridas y unas 218 fueron tomadas como prisioneros. La mayoría de estos últimos fueron sentenciados a pena de muerte por los hechos realizados.

3. Recuperación de los privilegios del Valle

Nuevas demandas levantadas por el Centro Aranés fueron apareciendo durante la Segunda República de España, todo para restaurar el Consejo General de Arán.

Estas cartas estaban dirigidas al presidente de la Generalidad de Cataluña, donde se solicitaba la restauración del Consejo General de Arán y poder contar con privilegios históricos.

Sin embargo, durante 1990, con la Ley 16/1990 aprobada el 13 de julio, se lograron encontrar beneficios nuevamente para el Valle de Arán. Entre ellos estaban escritos:

·  Parte de los derechos históricos de este valle

·  El restablecimiento del Conselh Generau d’Arán

·  El Síndic d’Arán

·  Se oficializó el Aranés como lengua madre en esta región.

Los postres tampoco se quedan detrás, su postre principal son las crepes, también conocidos según la región como aranés, crespets, brescajus o pasteres. 

División geográfica

Actualmente, el Valle de Arán se encuentra conformado por 33 diferentes poblados, los cuales están sectorizados o incluidos dentro de distintos municipios. Ahora te mencionaremos los 9 distintos municipios oficiales donde habitan las más de 10 mil personas de esta región.

·  Municipio de Arrés con 65 habitantes

·  Ayuntamiento de Bausén con 58 habitantes

·  Municipalidad de Bosost con 1106 habitantes

·  Las Bordas, que cuenta con las casi 11 mil personas

·  Caneján que ya supera los 107 habitantes.

·  Lés es otro de los lugares famosos del Valle de Arán con casi mil habitantes.

·  Alto Arán con más de 1803 personas

·  Viella con casi las 6 mil personas

·  Finalizamos con Vilamós donde se encuentra habitando más de 186 personas.

Las casas del Valle de Arán

El territorio lleva cientos de años habitado por personas y en sus inicios por pastores. Estos primeros habitantes del territorio empezaron a construir sus primeras casas para resguardarse del frío y proteger a sus animales.

Para mantener a todo el mundo a resguardo, se utilizaban anchas paredes de piedra a modo de protección frente a las inclemencias del clima. A su vez, los tejados de tejas negras inclinadas se tenían que usar por las fuertes nevadas del invierno.

En la actualidad la gran mayoría de las casas y alojamientos del Valle de Arán se edifican con ladrillo y revestimiento de piedra para mantener la estética clásica de la zona, es por ello que si visitamos de sus bonitos pueblos encontremos este tipo de construcciones.

Pueblos para visitar del Valle de Arán

Si quieres hacer turismo por completo y conseguir buenas experiencias, ahora te mencionaremos algunos lugares para que puedas acceder sin ningún problema. Toma nota, que arrancamos con estos 4 destinos que te mencionamos a continuación:

El pueblo de Les

Se encuentra ubicado en la frontera con Francia, con arquitectura que está caracterizada por las piedras y la madera en sus infraestructuras. Se pueden observar distintos restos de los baños de Les de 1852, además de ver las ruinas del castillo de Barones de Les y la capilla de San Blas.

Bossòst, con mucha importancia

Suele ser uno de los lugares más visitados dentro de este territorio aranés. Contando con una iglesia llamada la Asunción de María, un espectacular templo que no te puedes perder.

Además de esto, se encuentran diferentes ruinas de castillos y las 7 ermitas, totalmente digno de recibir temporadistas vacacionales.

El bajón Arán

Dentro de esta zona tendrás la posibilidad de comenzar a iniciar el viaje de expedición para poder disfrutar de toda la zona norte del Valle de Arán. Por encontrarse en la carretera, sus visitas no son tan frecuentes, aunque cuenta con pueblos muy bonitos y lugares como el parque de animales aranpark.

Alto Arán y Baqueira para los esquiadores

Si eres un amante del esquí y estás listo para la temporada de invierno que se aproxima, es aquí donde tendrás las mejores montañas y hoteles para hospedarte. Cada una de las montañas baña esta estación con una nieve maravillosa que servirá a los visitantes para que puedan practicar esquí sin problema.

En esta parte del territorio se encuentran algunos de los pueblos más bonitos clasificados con el sello de Viles florides, como puede ser Bausen, Arties o el pequeño pueblito de Garós. Además de una gran paraje natural en el que visitar multitud de picos y lagos como el recorrido de Colomèrs.

¿Cómo puedo llegar al Valle de Arán?

Si ya estás decidido viajar al Valle de Arán, pues te contamos cuáles son los accesos con los que puedes contar, si te encuentras en Cataluña o incluso en Francia.

Así que toma nota para que puedas elegir la que mejor te quede en la ruta, además de mencionar los distintos medios de transporte que están disponible para llegar.

·  Uno de los accesos más comunes es a través de la Carretera N-230, la cual es por el túnel de Vielha, con más de 5 mil metros de largo. Se encarga de unir a la Ribagorça (entrada sur del túnel), con el Arán (entrada norte del túnel).

·  Otro de los accesos es a través de Pallars Sobirá y el Port dera Bonaigua, todo bajo la Carretera C-28 que se encarga de recorrer toda Baqueira con Vielha.

·  Por último, si deseas acceder desde Francia tendrás un par de accesos disponibles, los cuales son el Pont de Rei y el Port deth Portilhon. Ambos casos logran unirse con la Carretera N-230, siendo el primero por la N-618 y el segundo por la D618A, que termina siendo la N-141 en los mapas.

Ya conoces los distintos tipos de acceso, ahora es momento de mostrarte los diferentes tipos de transporte con los que se puede acceder. Además del carro particular que pueda tener una familia, también se puede tener acceso al Valle de Arán a través de estos métodos.

Medios de transporte disponibles para el acceso

Es momento de que conozcas los diferentes medios de transporte con los que puedes llegar al Valle de Arán si no tienes un coche propio. Cada uno de ellos se encuentra operativo y listos para recibir a cada uno de los visitantes y llevarlos a los maravillosos pirineos catalanes de esta región española.

Tren

Si quieres viajar en tren, te mostramos cuáles son las estaciones que se encuentran disponibles y la distancia a la que se encuentran del Valle de Arán.

·  Lleida. Esta estación se encuentra a 165 km, es la más lejana con conexión en bus

·  Montrejau. Además de encontrarse en Francia, está a una distancia de 60 kilómetros

·  Luchon. La última estación también pertenece a Francia y se encuentra 40 kilómetros del Valle de Arán

Vielha e Mijaran no cuenta con estación de tren, por lo que estas opciones se vuelven las más viables a través de este método de transporte. Para que las otras poblaciones se comuniquen con Vielha e Mijaran, será necesario contar con transporte público o taxi.

Autobús

Si quieres llegar de forma directa lo mejor es acudir a una empresa de transporte público, como los es la compañía Anónima Alsina Graells que tiene salida en Barcelona. Con esta compañía se podrá partir desde diferentes lugares, además de tener distintos servicios y espacios para hacer paradas turísticas.

Salidas desde:

·  Lérida

·  Barcelona

Estos boletos pueden ser encontrados hasta en menos de un euro con el servicio incluido dentro del viaje en el autobús.

Avión

Dentro del Valle de Arán no se encuentra disponible ninguna pista de aterrizaje de aviones, por lo que se debe mezclar este método de transporte con un vehículo para carreteras. Ahora te mencionaremos los aeropuertos que se encuentran más cerca para que puedas hacer un vuelo en su dirección.

·  El aeropuerto de Zaragoza en España se encuentra a unos 290 km se puede coger conexión en tren a Lérida y autobús hasta Vielha.

·  El terminal aéreo de Barcelona, también en España y que se encuentra a 350 kilómetros cuenta con conexión directa en bus.

·  Aeropuerto de Toulouse, este ubicado en Francia, a unos 166 kilómetros

Coche propio

Ahora si tienes coche propio, estás son las indicaciones que debes tomar para no perderte en el camino y disfrutar del Valle de Arán

·  Si te encuentras viajando desde Lérida a unos 158 kilómetros de distancia, la ruta que debes tomar es: Lérida, luego a Alfarrás, sigue con Benabarre, Pont de Suert y, finalmente, el Valle de Arán.

·  Si estás partiendo desde Barcelona, que se encuentra a 340 kilómetros y decides ir por autopista, el viaje es el siguiente, de Barcelona llegarás a Lérida y desde entonces es el mismo recorrido anterior.

·  Partiendo desde el Barcelona, lo ideal es que tengas lo reglamentario. Entre sus pasajes se encuentra Igualada, Tárrega, Balaguer, Alfarrás, Benabarré y, finalmente, el Valle de Arán.

·  Viajando desde Madrid. Se encuentra a más de 650 kilómetros, y deberás pasar por las siguientes vías: Autovía Madrid Zaragoza, la autopista a Lérida, Alfarras y nuevamente repetir todo el proceso antes mencionado.

No te pierdas lo que el Valle de Arán tiene disponible

Ahora estás listo e informado para conocer el Valle de Arán con amigos o familia, y disfrutar la experiencia dentro de los pirineos catalanes en esta región de España. Son muchos los lugares de turismo y recreación que puedes visitar, así que no te lo pierdas y aprovecha las temporadas para sacar el mejor provecho a tu viaje. 

Artículos Relacionadas

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.