Los Pueblos de Viles Florides del Valle de Arán

Los Pueblos de Viles Florides del Valle de Arán

Les viles florides Valle de Arán han surgido con el paso de los años como una de las más atractivas tendencias turísticas que enaltecen la riqueza natural y paisajística de diferentes regiones de cataluña, representando a su vez una forma diferente de dar vida a los pueblos tanto con las flores como atracción turística, así estos lugares ofrecen todo el confort que estás buscando para tus próximas vacaciones.

¿Qué son Les Viles Florides?

Se trata de pueblos y rincones de ciudades catalanas, resaltados con áreas verdes, jardines repletos de flores coloridas de diferentes especies, mobiliario en estilo urbano y arquitecturas rurales que propician espacios agradables para incentivar el turismo y representan una fuente de desarrollo local. 

El proyecto Viles Florides ha crecido a lo largo de los años, contando actualmente con más de 137 municipios de Cataluña y algunas parroquias de Andorra, siendo parte de ello no solo sus casas, sino también escuelas, parques, comercios, hoteles, restaurantes e infinidad de terrazas y balcones.

A las Viles Florides se han sumado regiones como el Valle de Arán, los bonitos pueblos del pirineo como Bagergue, Arties, Canejan , Vilac y muchas otras que están cambiando su apariencia exterior para embellecer las fachadas y áreas al aire libre con ambientes floridos que son todo un espectáculo, realmente digno de ser admirado por sus visitantes. 

Cabe destacar que no solamente se trata de embellecer y dar una apariencia natural al paisaje, sino también cuidar su limpieza, gestionar oportunamente los desechis para mantenerlo libres de plagas y atraer a la fauna como aves e insectos, siendo por otro lado cada uno de estos pueblos identificado mediante un cartel que indica su pertenencia a este proyecto y con flores de oro como galardón otorgado en el cumplimiento de los objetivos propuestos.

Pueblos con distintivo

Al viajar te interesará conocer lugares mágicos, llenos de encanto y belleza natural,  con arquitecturas que han sido testigos de la historia y hoy son el legado cultural de diferentes culturas. Con el proyecto Viles Florides Valle de Arán se incorpora un toque distintivo a muchos pueblos que enaltece su apariencia y dejan huella en el corazón de quienes se toman un tiempo para conocerlos.

Le Viles Florides fue creado por Confederació d’Horticultura Ornamental de Catalunya y hoy en día puedes disfrutar de sus espacios ajardinados en pueblos como los que te destaco a continuación.

Arties

Este típico pueblo del Valle de Arán se encuentra a tan solo 7 km de Vielha y de la estación de esquí Baqueira Beret. Mantiene un casco antiguo con arquitectura en piedra y cubiertas de pizarra, con una iglesia en estilo románico conocida como Santa María de Arties y la gótica de San Juan.

Al ser parte de Viles Florides, los propietarios de estas casas en estilo renacentista han adornado sus fachadas, jardines y senderos con plantas de colores llamativos que se mantienen floreadas en diferentes épocas del año.

Puedes disfrutar de diferentes actividades como son el descenso en bicicletas de montañas por enduromies, la ruta circular por valarties, los baños termales, las iglesias románicas o disfrutar de la cultura gastronómica en los restaurantes de Arties.

Bagergue

El pueblo de Bagergue es uno de los pueblos más altos del valle, se encuentra a una altitud de 1.490 metros sobre el nivel del mar y es parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. Cuenta con recursos culturales como el museo Eth Corrau o la iglesia parroquial de Sant Feliu del siglo XIII.

Su apariencia de terraza natural, rodeada de bosque, prados y villas invita a los turistas a visitarlo en cualquier época del año y en especial durante la romería que se realiza cada 20 de julio. Sus calles están repletas de flores de diferentes especies como geranios, surfinias y petunias, entre muchas otras, lo que le convierte en un espacio realmente acogedor para pasar las mejores vacaciones.

Canejan-Val de Toran

Al viajar a la Val de Toran descubrirás este conjunto de pueblos pequeños cercanos a Francia, ubicado a 906 metros de altura. Dispone de varias casas antiguas, totalmente reconstruidas y preservadas para conservar su esencia como parte de un entorno típico de montaña que sirve de refugio para muchos excursionistas.

Cuenta con casas deshabitadas de tejados altos y algunos de ellos hechos de paja en lugares como Bordius, están situadas en la vertiente más atlántica del Pirineo, donde tienes la oportunidad de conocer su pasado industrial, muestras de su gastronomía local y un paisaje embellecido del proyecto Viles Florides, dentro de una aldea que se mantiene tranquila prácticamente todo el año.

Garòs

Atravesado por el Camin Reiau se encuentra este pueblo del Alto Arán que alberga un importante yacimiento de restos paleocristianos detrás de su iglesia de Sant Julià del siglo XII. La leyenda cuenta que en ella se resguardó mi calavera (Gegant Mandrónius), tras luchar en la aldea de Betlán contra la invasión romana.

Garòs está a 1.115 metros sobre el nivel del mar, al frente de su iglesia se destaca el busto de Mossèn Jusèp Amiell, honorable vecino de esta localidad, además de diferentes obras urbanísticas construidas al estilo de bordas aranesas, embellecidas mediante follajes verdes y flores de múltiples colores en sus ventanas, balcones, calles y fachadas en general.

Gessa

Gessa es, sin duda, uno de los pueblos más pintorescos del Valle de Arán y está ubicado a tan solo 20 minutos de Baqueira en coche. Se encuentra repleto de casas de campo típicas con increíbles vistas del bosque de Mont Romies. 

Sus calles estrechas y con pendiente han sido decoradas con increíbles jardines tanto aéreos como a nivel del suelo, para ofrecer un espectáculo a la vista de todos sus visitantes.

Está repleto de fuentes ornamentales, bordas antiguas con patio, una destacada plaza Mayor, su iglesia de Sant Peir y una edificación militar medieval reconocida como Çò de Rósa propia del siglo XVI. Todos estos son lugares que no puedes dejar de conocer al pasar por este emblemático pueblo aranés.

Salardú

Salardú, capital del municipio de Naut Aran, es parte de la provincia de Lérida, sirviendo durante la época medieval como una villa fortificada, de la cual aún se conservan restos de su muralla y el hermoso portal del Pallars. Es uno de los lugares desde los cuales parten diferentes excursiones con destino al lago de Sant Maurici, el Parque Nacional de Aigüestortes o dirigirse a los baños termales de Tredòs.

En su iglesia de Sant Andreu se conserva una talla románica conocida como el Cristo de Salardú, que junto con la plaza Mayor de este pueblo y su viejo molino harinero son los puntos usualmente frecuentados por sus visitantes, mismos que hoy en día están decorados por zonas ajardinadas, terrazas con restaurantes y bares rodeados de flores y hoteles que resaltan por lo llamativo de sus fachadas. 

Tredòs

El entorno natural dentro del que está situado Tredòs lo hace ideal para realizar excursiones o practicar diferentes actividades deportivas sobre la nieve. Se encuentra antes de llegar a las pistas de esquí de Baqueira Beret, rodeado de cimas y senderos de montaña con acceso al Parque Nacional Aigües Tortes y las populares aguas sulfurosas de los Baños de Tredós.

Este espacio ha sido mejorado por todos sus vecinos como parte del proyecto Viles Florides Valle de Arán, llenando aún más sus entornos con variedad de colores de diferentes especies de flores y árboles que cambian su tonalidad en cada época del año. Sus casas tradicionales son respetuosas con el medio ambiente y logran mantener en equilibrio la comodidad con lo auténtico de su paisaje natural. También cuenta con el camino de las brujas, muy recomendable visitarlo si vas en verano.

Unha

El pueblo de Unha es parte de las rutas por el Valle de Arán a 9,8 km del pueblo de Vielha, que no puedes perderte. Tiene una increíble iglesia románica medieval de nombre Santa Eulalia de Unha y otros puntos de interés como su Poi d’Unha en la Sèrra de Cabanon, el Museu de la Neu o Ço de Brastet y una casa señorial del año 1580, fortificada con portales y ventanas que han servido para crear lindos jardines coloridos. 

Este pueblo típico se encuentra cercano a Salardú, ofrece impresionantes vistas a los picos de Maladeta, el valle y el glaciar del Aneto, además de contar con todo lo que puedes precisar para disfrutar de unas confortables vacaciones dentro de uno de los entornos naturales más emblemáticos, con restaurantes floridos para degustar la mejor comida aragonesa. 

Vilac

Vilac se encuentra a 1.047 metros de altura sobre el nivel del mar, ubicado a poca distancia del túnel de Vielha, en la vertiente del llano de Mont. En él se destaca la Iglesia de Sant Fèlix de Vilac, edificada en estilo románico durante los siglos XII y XIII, con una llamativa plaza mayor ajardinada desde la cual disfrutarás de una vista panorámica del paisaje de Mijaran.

Cuenta con calles empedradas, edificaciones renacentistas señoriales y todo un conjunto que hace de este pueblo un auténtico representante de las Viles Florides Valle de Arán, gracias a sus balcones, patios, ventanas, terrazas y diferentes rincones para pasear deleitándote con olores propios de su gastronomía y de las flores que adornan sus fachadas.

También te puede interesar

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.