Las mejores estaciones de esquí y snowboard de España

Las mejores estaciones de esquí y snowboard de España

Cuando llega el invierno muchos no saben qué hacer para divertirse o a dónde ir, por ello es una excelente idea elaborar planes y considerar los destinos más atractivos de la temporada. Ya sea para viajar en familia, con la pareja, amigos o practicar algunos deportes invernales, en este post te contaré cuáles son las mejores estaciones de esquí y snowboard de España.

Si no eres un experto en deportes extremos o no conoces los destinos invernales que hay en España, es posible que te resulte complicado elegir un lugar particular para pasar tus vacaciones, esquiar o hacer snowboard. Es por ello que en esta oportunidad quiero contarte sobre las mejores estaciones en los Pirineos, para que elijas asertivamente la que te brindará una experiencia única.

En este sentido, mi intención es compartir contigo un listado de los mejores destinos turísticos que podrás encontrar en España en época de invierno, donde puedes esquiar, pasear en trineo, hacer snowboard y mucho más, ya sea como experto o principiante.

Top 9 estaciones de esquí en España

A continuación encontrarás estaciones de esquí en España donde también es posible practicar snowboard, recibir clases, pasear en trineo y más.

Estación de esquí de Baqueira Beret

Esta es, por mucho, la mejor estación de esquí de los Pirineos españoles. Cuenta con 36 remontes, más de 160 kilómetros de esquiables, 115 pistas, un snowpark, un estadio y un circuito de fondo.

Las pistas del lugar se encuentran clasificadas, al igual que todas las demás, de acuerdo con la dificultad del recorrido: 6 verdes, 43 azules, 47 rojas, 14 negras y 5 itinerarios, entre los que puedes por donde descender.

Sin duda, el puesto número 1 lo ocupa la estación de Baqueira Beret, ubicada en los Pirineos españoles a una altura de 1.500 metros aproximados sobre el nivel del mar. Cuenta con capacidad para recibir alrededor de 60.000 esquiadores por hora en sus pistas.

La impresionante cantidad de personas que puede albergar el lugar se debe principalmente a su amplia extensión, cerca de 150 kilómetros, en los que se encuentran tiendas, circuitos, restaurantes, bares y más.

En este lugar incluso se dictan clases para la práctica de esquí en niveles de dificultad que van del más básico al profesional, a cargo de instructores experimentados.

La estación de esquí de Baqueira Beret se ubica en el Valle de Arán y ofrece los mejores servicios de turismo y deporte invernal del país, al punto de que incluso la familia real la visita con frecuencia.

Además de todo lo que ofrece en cuanto a recreación y entretenimiento, su hermosa vista de montañas de 3.000 metros de altura puede dejar sin aliento a más de uno, te hablo de las famosas Aneto y Maladeta.

Baqueira Beret es un destino para familias completas, parejas, aficionados al deporte y personas que buscan relajarse o divertirse. No solo cuenta con gran variedad de escuelas donde se imparten clases de snowboard como Larider School sino que dispone también de paseos en trineos halados por perros, carretas tiradas por caballos, recorridos a pie y excursiones.

La estación también posee un centro donde los visitantes pueden acceder para pernoctar, comer o disfrutar de un rato diferente. El ambiente es familiar y ofrece diversión para todas las edades.

Dentro de las actividades pasivas o de menor intensidad que pueden realizarse en la estación, se encuentran las excursiones al abandonado pueblo de Montgarri que ahora es un refugio de montaña, paseos en motos de nieve, recorridos con raquetas y más.

Finalmente, no tendrás que preocuparte si no dispones de un equipo propio para practicar cualquiera de estos deportes, basta con rentar lo que necesites en cualquier establecimiento destinado para ello en Baqueira Beret.

Si entre tus planes está visitar los Pirineos españoles ¿por qué no acercarte al Valle de Arán y deslizarte por sus pistas? Te garantizo que vivirás una experiencia inolvidable y obtendrás las mejores fotografías como recuerdo.

Encontrar descanso, deporte, deliciosa gastronomía, gente amable y diversión en un solo lugar sí es posible. Escoge cualquiera de las estaciones de esquí y snowboarding que te describí anteriormente y no te arrepentirás.

Estación Sierra Nevada

La estación ofrece 21 remontes con una extensión de 110 kilómetros, divididas en 132 pistas, un snowpark, un estadio y un circuito de fondo.

Las pistas se encuentran clasificadas por colores de acuerdo con su dificultad y comprenden 19 verdes, 46 azules, 53 rojas y 7 negras.

La estación de Sierra Nevada se ubica al Sur de todo el continente europeo pero no por ello es menos mágica que el resto de las estaciones de Snowboard en España, igualmente cuenta con excelentes pistas nevadas.

Esta estación abre por temporadas, desde mediados de otoño hasta el comienzo del verano, por lo que ofrece básicamente actividades de invierno. En el lugar es posible esquiar en las montañas del parque nacional, a una altura de 3.300 metros sobre el nivel del mar.

La estación de Sierra Nevada se ubica a 27 kilómetros de distancia de la ciudad de Granada y ofrece interesantes servicios como la instrucción en esquí para aquellos que desean aprender a deslizarse sobre la nieve.

En este lugar es posible realizar deporte o descansar y relajarse durante el invierno, mientras que en verano la opción ideal es visitar los alrededores de Granada.

La amplia variedad y disponibilidad de pistas han hecho de esta estación una opción ideal para principiantes y profesionales del deporte que buscan entrenar y divertirse en el invierno.

Estación Masella

En esta estación de esquí puedes encontrar 17 remontes con una extensión de 74 kilómetros repartidos en 85 pistas y un increíble snowpark o parque de nieve para toda la familia.

Estas 85 pistas se encuentran clasificadas por colores en basados en su dificultad, 8 verdes, 34 azules, 31 rojas y 12 negras.

La estación de esquí de Masella se ubica a unos 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar, una altitud que permite disfrutar de pistas heladas repletas de nieve donde puedes esquiar o realizar snowboard como principiante o profesional.

Además de las condiciones invernales propias de la estación de esquí de Masella, en la comarca de Cerdanya es posible apreciar vistas maravillosas del paisaje de los Pirineos. Mientras visitas el lugar puedes tomar fotografías a las montañas de Carlit, el Puigpedrós y el Puigmal, que adornan maravillosamente el entorno.

Aquí encontrarás itinerarios preparados para sus visitantes con clases de esquí para principiantes, pistas de baja dificultad para practicar e incluso algunos circuitos de mayor demanda para profesionales del deporte.

Pero si esquiar no es lo tuyo, no te preocupes, en el sitio puedes hacer recorridos, pasear por los alrededores, comprar, comer o beber algo.

Estación Snowboard y Esquí de Formigal

La fabulosa estación de Formigal cuenta con 20 remontes y unos impresionantes 141 kilómetros de circuitos esquiables, divididos en 101 pistas, un snowpark y un estadio.

Esta estación es muy popular, principalmente entre los más jóvenes, debido a que dispone de increíbles pistas con dificultad variable. Las mismas están clasificadas en 6 verdes, 19 azules, 34 rojas, 38 negras y 4 itinerarios.

La Estación de Aramón Formigal se encuentra en el Valle de Tena en Aragón y ofrece a los visitantes la mejor experiencia de la temporada vacacional, incluyendo deporte, adrenalina, recreación, descanso y relajación.

Es una excelente alternativa para viajar con amigos, en familia o en pareja, disfrutar de clases de snowboard para principiantes, aprés-esquí, recorridos, excursiones y otras actividades de invierno.

Entre las más populares es posible mencionar el descenso nocturno en un trineo a través de una pista iluminada, un recorrido lleno de adrenalina pero con las medidas de seguridad necesarias para garantizar la protección de todos los que van a bordo.

Pero si la adrenalina no es lo tuyo, también puedes optar por una comida romántica a la luz de las velas en cualquiera de las cabañas de montaña disponibles en la estación de esquí.

Estación de esquí La Molina

La estación de esquí La Molina dispone de 16 remontes, 71 kilómetros de rutas repartidos en 68 pistas, snowpark y estadio.

Las pistas disponibles se reparten por colores de acuerdo con su nivel de dificultad, son 10 verdes, 19 azules, 22 rojas y 7 negras.

Esta estación de esquí es famosa por su antigüedad y se ubica en medio de la comarca de Cerdanya. Su fama se debe, en gran parte, a que es un centro en donde se puede aprender a esquiar como todo un profesional.

La variedad de las pistas que ofrece esta estación la ha convertido en el destino favorito de principiantes y aficionados al esquí, familias que buscan divertirse e incluso los pequeños de la casa que desean aprender sobre este deporte.

Esta estación suele ser muy concurrida por las familias de esquiadores que desean participar simultáneamente, cada uno en la pista que corresponda a su nivel de dificultad, sin que deban aburrirse los demás miembros que no practiquen actividades deportivas porque hay mucho que hacer.

Además de todas las pistas de esquí que ofrece el lugar, es posible que encuentres otras actividades muy entretenidas para divertirte durante tus vacaciones. El snowboard es parte de ellas pero también los recorridos a pie, excursiones, bares, restaurantes, circuitos y tiendas de recuerdos e insumos deportivos.

Estación de esquí Boi Taüll

En esta estación tendrás acceso a 11 remontes, 43 pistas, parque de nieve y estadio.

Las pistas de esquí se distribuyen por colores y en este lugar encontrarás 6 verdes, 3 azules, 20 rojas y 14 negras, en total 45 kilómetros de ruta para esquiar.

La estación de esquí de Boi Taüll es muy popular entre los aficionados al deporte y se le conoce como la más alta de todo el pirineo de España, con unos impresionantes 2.751 metros de altitud.

Su ubicación privilegiada le aporta mayor calidad a la nieve que cubre las pistas del lugar, además es sumamente atractiva porque se ubica en el extremo de Lérida, casi frontera con Aragón.

Aunque el lugar mayormente se mantiene nevado, dispone de 200 cañones de nieve artificial para asegurar a los visitantes que podrán practicar deportes helados siempre que vayan a la estación, ya sea en invierno o verano.

Esta estación ofrece pistas para todos los niveles de dominio de esquí y snowboard, desde la categoría de principiantes hasta para los profesionales más experimentados. Muchas de ellas son recubiertas de nieve artificial y otras tantas se cubren con las nevadas naturales del lugar.

Además de la popularidad que le ha generado el hecho de disponer de pistas naturales, suministro de nieve artificial y su gran altura, el lugar está diseñado a manera de resort de lujo, con servicios como hospedaje y spa.

En este destino del Pirineo no solo podrás hacer deportes sino que también es posible tomar unos días de descanso y encontrar actividades tanto para adultos como para niños y ancianos. Es la combinación perfecta entre comodidad y entretenimiento, por eso te recomiendo que lo incluyas en tu próximo itinerario de viaje.

Adicionalmente a la estación de esquí Boi Taull, podrás acceder al Parque Nacional d’Aigüestortes tomando la ruta del Valle de Boi, que es un recorrido romántico y hermoso. Llegar al lugar no te tomará mucho tiempo, por lo que puedes destinar un día de tu estadía a visitarlo.

Estación Port del Comte

La estación Port del Comte dispone de 17 remontes con 50 kilómetros repartidos en 39 pistas clasificadas de acuerdo con un código de color y un snowpark.

De las 39 pistas se encuentran disponibles 8 verdes, 12 azules, 13 rojas y 6 negras, entre las cuales puedes elegir esquiar donde más te guste.

La estación se encuentra ubicada en el macizo de Port de Comte y es el destino preferido de muchos en el Pirineo catalán, gracias a las actividades que ofrece dentro y fuera de la pista.

Se ubica a una altura máxima de 2.315 metros y mínima de 1.730, su espacio total esquiable es de 62 kilómetros distribuidos en las pistas mencionadas anteriormente, que van desde la dificultad media hasta la profesional y cuentan con capacidad para más de 16.000 personas cada hora.

En la estación es posible encontrar servicio de hospedaje, paseos en trineos, descenso en tubbys, clases de esquí, snowboard, renta de raquetas de nieve y mucho más.

Estación de Astún

La estación de esquí de Astún dispone de 15 Remontes, unos 50 kilómetros esquiables repartidos en 61 pistas, un parque o Snowpark y un estadio.

Las 61 pistas del lugar se dividen en 5 verdes, 18 azules, 22 rojas, 6 negras y 10 itinerarios, con dificultades que varían de acuerdo con el código de color.

Esta estación de snowboard de España es de las opciones más populares entre familias, amantes del deporte e incluso parejas. Se ubica a una altura de 1.660 a 2.300 metros sobre el nivel del mar y ofrece capacidad para 20.000 esquiadores por hora.

Además de las pistas de esquí disponibles, el lugar ofrece muchas otras actividades como paseos, recorridos, comida y tiendas donde puedes adquirir cualquier recuerdo o implemento que necesites.

Se ubica en el Valle de Canfranc en Huesca y dispone de excelentes pistas de esquí que pueden ser utilizadas tanto por principiantes como por profesionales. Además cuenta con 10 kilómetros de itinerarios, que son espacios donde es posible realizar patinaje sobre hielo y mucho más.

Esta estación también tiene una ruta o área delimitada para competencias, 143 cañones de nieve y un parque ideal para los más pequeños de la familia.

En el lugar no solo se puede esquiar o practicar deportes de invierno, también es posible realizar excursiones a la ciudadela de Jaca, visitar la catedral y el monasterio de San Juan de la Peña, hacer una expedición a las cuevas de las Guixas, pasear a caballo o rentar una bicicleta para recorrer el lugar.

Estación de Esquí de Candanchú

Estas pistas se dividen en 10 verdes, 12 azules, 16 rojas, 13 negras y 4 itinerarios, lo que significa que puedes esquiar desde nivel principiante hasta profesional.

En esta estación de snowboard y de esquí puedes encontrar 24 remontes, 50 kilómetros para recorrer, 51 pistas, un snowpark, estadio y circuito de fondo.

La estación fue fundada en 1928 y es quizá la más antigua de España, pero esto no implica que se trate de un lugar aburrido, todo lo contrario, se ha ido modificando y mejorando con los años.

Se localiza en una posición estratégica que la protege de los helados vientos y permite que pueda visitarse en invierno, verano o cualquier temporada. Aunque no se trata de la estación más grande del país, dispone de unos 50 kilómetros esquiables que no tienen nada que envidiarle a otros destinos de los esquiadores.

Además, el lugar ofrece la opción de realizar esquí nórdico fuera de las pistas o circuitos delimitados, recorriendo la belleza de la naturaleza mientras pruebas tu desempeño en un biatlón.

Estos biatlones se componen de una competencia de esquí de fondo y otra de tiro con rifle, en las mismas cercanías de la estación Candanchú.

Artículos Relacionados

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.