Recetas tradicionales del Valle de Arán para preparar en casa

Recetas tradicionales del Valle de Arán para preparar en casa

En esta oportunidad me gustaría contarte sobre las mejores recetas tradicionales del Valle de Arán para preparar en casa y que puedas deleitar a familiares, amigos e invitados con platillos, suculentos, atractivos y deliciosos, autóctonos de la región más popular de España. Continúa leyendo y entérate de todo.

Las mejores recetas tradicionales del Valle de Arán

Los platos Araneses son sofisticados y suculentos, gracias a la calidad de su materia prima y la tradición de los pirineos, que se combinan para formar una verdadera obra maestra culinaria.

La gastronomía del Valle de Arán puede ser muy variada y vale la pena probar de lo bueno lo mejor, por ello en este apartado te mencionaré las comidas Aranesas que más me han gustado y seguro te dejarán impresionado.

Civet de ciervo

Este es un guiso de carne de ciervo muy popular y autóctono del Valle de Arán, se prepara con productos de caza y cosecha local que incluyen la proteína, puerros y zanahorias.

La carne de ciervo se condimenta con sal, pimienta, tomillo y ajo, se cocina a fuego lento por al menos 2 horas, con vino tinto, puerros y zanahorias.

Poco a poco el vino se reduce para formar una deliciosa salsa que combina el caldo de la carne, la acidez de las uvas y el resto de los sabores que condimentan el platillo.

El resultado de la receta de civet de ciervo es un estofado tierno, bañado en una jugosa salsa de vino y caldo de carne, acompañado por la dulzura de las zanahorias y el sabor de los puerros, con las guarniciones que más te gusten.

Civet de jabalí

También conocido como Guiso de Senglar, es un estofado de carne de jabalí proveniente de la misma localidad, se prepara macerando esta proteína en vino, hierbas y ajo por al menos 2 días.

Para realizar correctamente la receta del civet de jabalí es necesario llevar a cabo un proceso llamado cocción lenta, que requiere de unas 8 horas de fuego para ablandar la carne y alcanzar el suculento punto que hace del platillo una delicia.

Finalmente, se obtiene un guiso de carne blanda bañado en su propio jugo espeso a manera de salsa, acompañado de las guarniciones de tu preferencia.

Confit de pato

El platillo es autóctono de Francia; sin embargo, figura entre las recetas Aranesas porque en el Valle se prepara una versión local que sin duda te sorprenderá, gracias a que se trata de la fusión de ambas naciones.

Este plato español con influencia francesa se trata de una conserva, producto de la salación del pato, usualmente la pierna y el escalfado en su grasa.

Como puedes imaginar, el término “confit” hace referencia a la conserva y proceso de cocción lenta en el que se glasea la carne hasta dejarla muy tierna. Se precocina con la salazón y luego se termina de cocer al fuego.

Este proceso requiere de largo tiempo para estar listo, pero además de ofrecer un resultado delicioso, permite conservar la carne durante meses sin necesidad de aditivos o congelación.

El resultado de la receta Confit de Pato se suele servir con puré de manzana y patatas o con peras caramelizadas y patatas fritas para contrastar el sabor, pero puede combinarse a gusto del comensal.

Trucha a las finas hierbas

Este es una receta deliciosa del Valle de Arán que como indica su nombre es una combinación de pescado, específicamente trucha, y algunas hierbas aromáticas: savia, romero, orégano, estragón y otros condimentos.

La trucha se sella en el sartén o se cocina en el horno, procurando que el pescado absorba el sabor de todas las hierbas combinadas. Además, se añade limón, aceite de oliva, pimienta, mantequilla y cacao en polvo.

Al final, el resultado de la receta de la trucha a las finas hierbas es un jugoso platillo impregnado de aroma y sabor que sin duda te encantará.

Olha Aranesa

También conocida como Olla Aranesa, es lo que llaman un platillo de cuchara que se asemeja a una sopa y destaca entre las recetas del Pirineo Aranés porque es muy tradicional del Valle, cada familia suele seguir con su versión generacional.

Aunque la receta de la olha Aranesa varía por cada grupo familiar, de acuerdo con sus propios gustos y costumbres, por lo generan incluye carnes, legumbres y vegetales, incluso se le añade arroz o fideos al gusto.

Esta es una de las comidas típicas del Valle de Arán, tan popular que no será muy difícil incluirlo en tus recetas caseras.

Truhada

A pesar de que el nombre pueda parecerte algo sofisticado, en realidad se trata de un puré de patata al mejor estilo del valle de Arán.

Su elaboración es muy sencilla, requiere pocos ingredientes, es económica y podrás recrearla en casa sin problemas.

La receta de la Truhada inicia con patatas peladas y hervidas en agua, con sal y leche, que se trituran para formar una pasta, hasta que su consistencia sea la deseada.

De todos los platos del Valle de Arán, este es uno de mis favoritos, puedes elaborarlo para comerlo solo o como guarnición de cualquier otra preparación.

Sopa de cebolla

Otro ejemplo de la influencia culinaria de Francia en España, es la sopa de cebolla, un platillo suculento que no puede faltar en la mesa de habitantes y turistas del Valle de Arán.

Esta sopa se elabora combinando cebollas, mantequilla, caldo de carne, harina de trigo, ajo, queso, rodajas de pan, azúcar, coñac o brandi, sal y pimienta, para generar un platillo simplemente delicioso.

Se suele consumir en los meses de otoño e invierno y funciona muy bien como plato de entrada en navidad.

En principio, este platillo surgió como una alternativa económica para alimentar a las personas durante la época de guerra, ya que la cebolla abundaba a diferencia de otros alimentos.

La receta de la sopa de cebolla no requiere grandes habilidades culinarias, basta con hervir las cebollas, cocinarlas en el caldo de carne, procurar que se deshagan e ir integrando poco a poco los demás ingredientes.

Finalmente, se añaden las rodajas de pan al plato servido y encima de todo el queso, para realzar su sabor.

Patarnes

Este es otro de los platos típicos del Valle de Arán, muy económico y sencillo de hacer, para que puedas replicarlo en casa sin problemas.

Para la receta del patarnes solo necesitarás patatas, pan del día anterior, aceite, agua y sal, elementos que seguro tienes en casa, además de que son económicos y comunes.

En la cacerola se coloca el pan troceado, mientras en otra olla se hierven las patatas peladas y cortadas, finalmente se integra todo para formar el caldo.

Al pan solo se añaden las patatas, sal, aceite y un poco del agua de la cocción, se deja reducir todo y en corto tiempo estará listo este delicioso y reconfortante receta típica del Valle de Arán.

Gracias a que se trata de un platillo de elaboración sencilla, puedes añadirle tu toque personal e integrar algún vegetal o condimento que te agrade.

La Raclette

Este es un plato que el Valle de Arán ha adoptado como propio pero en realidad tiene sus orígenes en Suiza y se consume mucho en los días fríos de invierno.

Gracias a que se trata de un platillo adoptado, se han hecho algunas adaptaciones propias de la localidad, como por ejemplo basarlo en el queso popular de la zona, semicurado de leche fresca de vaca.

La receta tradicional de la Raclette se elabora con patatas hervidas y queso aranés sobre ellas, añadiendo además algún embutido, cebollas y pepinillo.

Es muy sencillo de elaborar en casa, puedes añadir lo que más te guste y compartirlo con amigos en días de invierno alrededor de una fogata.

La Pierrade

Una de las comidas del Valle de Arán más antiguas, se basa en la cocción de productos cárnicos sobre una piedra.

En la actualidad, lo común es colocar en el centro de la mesa una piedra llosa o losa, servir los productos crudos y que cada comensal cocine lo que desee comerse al término que prefiera.

Usualmente la receta de la Pierrade contiene pollo, carne de res o cerdo, algunas guarniciones y aderezos al gusto, por lo que podrás ofrecer opciones diversas para todos.

No se recomiendo para niños, ya que puede ser peligrosa la piedra caliente del centro, pero los padres pueden ayudarlos si así lo desean.

Tronquets

Es un postre típico aranés y delita el paladar con algo dulce, combinando leche, mantequilla, huevo, anís, harina de trigo, zumo de limón y azúcar.

En la receta de los Tronquets tradicionales se crea una masa, dejándola reposar, cortando piezas en forma de rombo y finalmente friéndolas.

Se sirven con azúcar glas por encima y se pueden comer calientes o a temperatura ambiente.

Crespets o crepés

Este es otro platillo aranés con influencia francesa que ha permitido a los comensales del valle de Arán disfrutar de una versión dulce del crepé tradicional.

La receta de los crespets o crepés se elabora a partir de harina de trigo, huevo, leche, sal y azúcar, con un toque de licor a preferencia de quien lo come o lo prepara, ya sea coñac, anís o ron.

Con estos ingredientes se realiza una mezcla homogénea, líquida y espesa, que luego se cocina en finas capas sobre un sartén o plancha antiadherente.

Generalmente se elaboran de forma circular y se rellenan al gusto, con conservas dulces o saladas, frutas, chocolates, entre otros.

Artículos Relacionados

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *