Visitar Bausen y sus secretos en el Valle de Arán

Visitar Bausen y sus secretos en el Valle de Arán

Visitar Bausen y descubrir sus secretos es, sin duda, una aventura que vale la pena emprender; acompáñame a conocer todo lo que este pueblo pintoresco y mágico tiene para ofrecer. Ubicado en el Valle de Arán, esta localidad es de lo más popular entre los destinos de los Pirineos de Lérida.

El Pueblo de Bausen

Cerca del río Garona se encuentra este mágico paraje que ha sido cuna de relatos de amor antiguos y cuenta con un atractivo turístico incomparable.

Sus tejados de pizarra forman parte de la arquitectura autóctona del lugar y su integridad se conserva hasta hoy en excelentes condiciones.

Para llegar al pueblo de Bausen saliendo desde Vielha, es necesario tomar rumbo a Francia por la carretera N-230 y pasar el poblado de Les.

Luego, a la altura de 184 kilómetros deberás tomar un desvío del lado izquierdo y continuando esta ruta llegarás a Bausen en corto tiempo.

Este pueblo se ubica a 931 metros de altura sobre el nivel del mar y dispone de una extensión de 17,72 kilómetros cuadrados, dentro de los cuales es posible admirar su belleza arquitectónica, realizar actividades recreativas y disfrutar de la gastronomía local.

Gracias a su ubicación, el pueblo de Bausen goza de un excelente clima frío y nublado, ideal para quienes adoran los parajes helados. Además, es posible visitar otras localidades cercanas partiendo desde allí.

En el pueblo solo hay unos 60 habitantes y todos ellos cuentan con la clara misión de mantener el lugar intacto para las futuras generaciones.

¿Qué ver en Bausen?

En este hermoso y pintoresco pueblo hay atractivos para todos los gustos, desde comercios y gastronomía hasta arquitectura y actividades de relax, así que no tendrás que preocuparte por aburrirte.

Echa un vistazo a todo lo que tiene para ofrecer:

  • Un bosque con hermosos árboles y hayas centenarias.
  • La arquitectura tradicional de Bausen que se extiende por sus calles y edificaciones.
  • Dentro de la ruta que conduce a Bausen también podrás apreciar el Valle de Toran que además cuenta con sus propios pueblos y atractivos históricos.
  • Disfrutar de la leyenda de los amantes de Bausen y la lápida del cementerio pagano donde Teresa fue enterrada.

Los amantes de Bausen y la tumba de Teresa

El pueblo de Bausen encierra un mágico encanto que incluye la leyenda de los amantes, esta data de 1.920 o principios del siglo XX, cuando la iglesia era considerada una autoridad en el mundo y la vida de sus fieles.

En esa época dos jóvenes locales se enamoraron profundamente y eventualmente decidieron casarse; sin embargo, el párroco local les solicitó una gran cantidad de dinero para aprobar su matrimonio, alegando que estos eran parientes, primos hermanos de hecho, y por lo tanto no estaría bien vista su unión, a menos que pagaran en monedas cierta penitencia que el clero imponía.

Los jóvenes no tenían dinero, mucho menos la cantidad que el párroco les solicitaba, por lo que no pudieron casarse, quedando ante los ojos de la iglesia como pecadores.

Igualmente, Teresa y su amado decidieron mudarse juntos, aun cuando fueran considerados pecadores, porque su amor era más grande que su deseo de apegarse a las “leyes” de la iglesia.

Al corto tiempo de vivir juntos, tuvieron un hijo y una hija, pero Teresa enfermó gravemente y murió a la edad de 33 años, muy joven.

A pesar de su prematura y triste muerte, la iglesia se negó a darle cristiana sepultura y permitirle a su esposo Francisco enterrarla en el cementerio local del pueblo, algo que hizo desesperar a sus familiares.

Teresa era una joven muy querida en Bausen, por lo que familiares, vecinos y amigos decidieron cavar una fosa en el cementerio civil y darle la sepultura que ella merecía, en un hermoso acto de despedida.

Cada año desde entonces su hijo llevaba flores a su tumba para recordar el amor profundo por el que Teresa se sacrificó.

Hoy por hoy se considera la famosa tumba del Valle de Arán y sus alrededores. Aunque este cementerio pagano es el más pequeño de la región, es tan relevante como otros pues alberga una única pero inigualable sepultura, la de Teresa.

El pueblo ha enaltecido la importancia de esta tumba y el acto de amor representado por Teresa y Francisco, convirtiendo el lugar en un rincón turístico digno de visitar. En el sitio es posible leer la historia de estos amantes en varios idiomas, dejar flores, admirar la lápida y sus alrededores, hermosamente conservados.

Aunque comenzó como una leyenda local pasada de padres a hijos a través de la narrativa, actualmente se ha difundido en internet y otros medios, haciendo del lugar un atractivo destino para parejas que desean celebrar su amor y para aquellos amantes de la justicia, la unión y la solidaridad.

Finalmente, tras la muerte de Teresa, Francisco se exilió en Francia por motivos políticos y aunque su deseo era ser enterrado junto a su esposa, la burocracia se impuso y le fue imposible cumplir su voluntad.

Iglesia de Sant Pèir Ad Víncula

Este es uno de los atractivos culturales, religiosos y arquitectónicos del lugar, que no solo cuenta con valor histórico en la región sino que además dispone de cierto encanto místico que los feligreses aprecian.

Esta obra arquitectónica de estilo moderno se construyó en el siglo XVIII, además, la edificación impresiona a los visitantes desde la entrada hasta el interior.

El arco de la entrada es de estilo renacentista y se construyó exactamente en 1709 según establece la inscripción. A la izquierda de la puerta destaca un fragmento de estala cineraria romana, incrustada hermosamente en mármol con tres bustos debajo de la curvatura.

En el interior de la iglesia es posible encontrar una nave cubierta con una bóveda de cañón y presbiterio de forma cuadrada.

En los exteriores de la iglesia se aprecia el tejado de pizarra que es una característica hermosa de la localidad y representa la arquitectura de Bausen.

Los feligreses que visitan la iglesia suelen apreciar su encanto espiritual, el silencio que reina en el interior y su acogedor pero enigmático ambiente.

Además, la relación de esta iglesia con la historia romántica de la tumba de Teresa es innegable y forma parte esencial del pasado cultural de la localidad.

Bosque Encantado de Carlac

Otro de los atractivos locales de Bausen es el Bosque Encantado de Carlac, un lugar mágico que permite a los visitantes estar en contacto con lo mejor de la naturaleza que ofrece la localidad.

El bosque ofrece una ruta circular de 6,5 kilómetros, partiendo de la localidad de Bausen, el recorrido comienza con el hayedo milenario de Carlac y sube al Coret de Pan.

En el lugar es posible admirar la vertiente N del macizo del Aneto-Maladeta, tomar fotografías, apreciar la naturaleza y respirar aire fresco.

Posteriormente, el trayecto te llevará al collado, descendiendo a través del pasto, los helechos y el follaje de la naturaleza, hasta llegar a las bordas de Sacrotz y de regreso en el punto de salida, el pueblo de Bausen.

El recorrido es sencillo y con poco desnivel, puede hacerlo cualquiera con aptitudes físicas de nivel medio.

El tiempo de recorrido es de unas 2 horas y media sin detenerse, un poco más si tu intención es tomar fotografías, parar a descansar e ir conversando con quienes te acompañan.

Este destino y el recorrido son accesibles durante todo el año, independientemente de la época o la estación. Sin embargo, en invierno puede nevar en el lugar, lo que incrementa considerablemente la dificultad de la ruta.

Ermita de Sant Roc

La ermita de Sant Roc es el edificio más antiguo que se conserva en el municipio y goza de un estilo gótico valenciano muy original y fácilmente reconocible.

Está situada al sur de Torrebesses, y fue edificada en el año 1378 a manera de tributo a San Sebastián, agradeciéndole que hubiera alejado la peste de la población.

Esta es una edificación cristiana de construcción sencilla, elaborada en una sola cámara o bóveda de forma rectangular, sostenida en cuatro arcos interiores que apuntalan y soportan el peso de la estructura, para culminar con una imponente cabecera en rectángulo que sobresale de los muros exteriores.

Esta edificación, luego de su construcción, fue modificada y en el año de 1768 se expandió para albergar a muchas más personas en su interior.

En esta modificación se añadieron 5 metros más a la ermita, añadiendo un arco al mejor estilo románico en lo que antes era la fachada del lugar.

Luego de la modificación, comenzaron a celebrarse reuniones de culto a San Roque, haciendo uso del lugar.

En los días de la Fiesta Mayor que se celebra en la región durante el mes de agosto, se prepara la comida típica de la celebración: un plato de sardinas cuya elaboración suele estar a cargo de la Societat de Caçadors de Torrebesses.

También, en la celebración se oficia una misa conmemorativa y se dan gracias por todo lo recibido. Además de esta ocasión especial, el resto del año se hace uso de la ermita para celebrar otras festividades como el día de las Ágatas.

¿Cómo llegar a Bausen?

Llegar a Bausen no es complicado y tal como te mencioné anteriormente solo debes conducir rumbo a Frnacia por la carretera N-230, pasar Bossòst y continuar en dirección a Tarbes y Toulouse.

Al pasar el pueblo de Les, se encuentra el desvío de Bausen a la izquierda, un camino corto que conduce directo al poblado.

La carretera está asfaltada pero es algo estrecha y tiene bastantes curvas hasta Bausen. El camino es corto, solo abarca 4 kilómetros y justo en la entrada del pueblo hay una zona donde se pueden estacionar los coches.

Al llegar al lugar verás que el sitio para estacionar es pequeño pero cómodo y seguro, así que podrás aparcar tu coche y comenzar tu recorrido.

Al caminar hacia el pueblo podrás apreciar la impresionante iglesia que adorna el lugar, además de diferentes avisos que señalizan la ruta, tanto del bosque como restaurantes, tiendas y más.

Al comenzar el recorrido notarás que se trata de un camino levemente inclinado, mientras que en sentido opuesto la inclinación es más pronunciada.

La subida se vuelve más exigente cuando te acercas al Coret de Pan, pero una vez en el sitio puedes estar tranquilo, ya que todo el resto del camino es de bajada.

Aunque existen ciertos desniveles a lo largo del camino, con fijarte bien al pisar es suficiente para evitar caídas, después de todo se trata de un pueblo que ha estado en pie por muchos años y estas irregularidades son habituales.

Al final del pueblo podrás visualizar un camino empedrado y al seguirlo disfrutarás de hermosas vistas de viejas bordas, características propias de Bausen.

Luego de culminar el sendero, la subida continúa a través de un amplio camino que poco a poco va ascendiendo hasta que aparece un cruce a la derecha, donde comienza el boque.

Al avanzar las sombras de los árboles se hacen visibles y la imponente vegetación rodea el lugar y lo envuelve de un mágico color verde en los meses de verano y primavera, marrón en otoño y blanco en invierno.

A partir de allí el recorrido dentro del bosque es circular y te pone de regreso en el pueblo de Bausen al terminar.

Otra opción es elegir un recorrido turístico que te lleve directamente a Bausen, evitándote la tarea de conducir tú mismo hasta el lugar y permitiéndote disfrutar del paisaje durante todo el trayecto.

Sea cual sea la forma que elijas para visitar este destino, ten por seguro que no te arrepentirás de recorrer Bausen y explorar las principales atracciones que esta localidad tiene para ofrecer.

Puedes ir en pareja, en familia o con amigos, ya que el recorrido pueden hacerlo tanto niños como adultos y ancianos, gracias a que sus caminos son de dificultad leve a moderada, durante la mayor parte del año pero aumenta en invierno con las nevadas.

Disfruta la combinación perfecta entre naturaleza, historia, cultura y tradición durante tu próxima visita a Bausen.

Artículos Relacionados

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *