Todo sobre el Esquí alpino

Todo sobre el Esquí alpino

El esquí alpino es una modalidad de este popular deporte donde la velocidad del descenso es lo más importante y se ejecuta en trayectos cortos con gran desnivel. Esta actividad tiene su origen en los Alpes, de allí proviene su nombre particular y goza de mucha popularidad en España.

En esta oportunidad me gustaría hablarte sobre el esquí alpino en el Valle de Arán y todo lo que debes saber para practicar este divertido pero exigente deporte.

Material para practicar el esquí alpino en Baqueira

Para practicar esquí alpino es fundamental contar con condiciones apropiadas, por lo que no cualquier pista es ideal, lo mismo ocurre con el material necesario para dicho deporte, debe ser específico para esta disciplina.

Ten presente que no es lo mismo hacer esquí de pista o recreativo que alpino, ya que este último se basa en la velocidad y la competencia, en cambio los demás están enfocados en el disfrute del trayecto.

A grandes rasgos, pareciera que todos los esquís son iguales pero en realidad no es así, cada uno es diferente y están destinados a modalidades específicas de este deporte.

El esquí alpino requiere un equipo similar al de otros deportes de invierno, sin embargo, varía en algunos aspectos como el material con el que se confecciona, que suele ser mucho más duro y resistente pero al mismo tiempo ligero.

Este tipo de materiales permiten que el deportista alcance velocidades mayores durante el descenso, con la seguridad que se requiere a la hora de practicar cualquier modalidad de esquí.

Además, es usual que se empleen medios mecánicos para el ascenso, ya que la actividad se centra en el descenso y el movimiento clásico de zig-zag, giros y similares.

Botas

Este implemento es imprescindible, por lo que se debe comprar la talla adecuada y el tipo correcto.

Lo primero a considerar es que deben ser cómodas y ajustar sin que aprieten demasiado, con una combinación perfecta entre dureza y flexibilidad. Quizá no lo sepas, pero estas botas están elaboradas con materiales que tienen fecha de caducidad y no suelen durar más de 7 temporadas.

Las botas para esquí alpino están elaboradas principalmente en plástico, un material innovador que se adapta y moldea fácilmente al pie de cada deportista. El calzado de los esquiadores con gran experiencia y larga trayectoria suele ser mucho más duro, en cambio para los principiantes no lo es tanto.

Las botas son tan importantes que para los principiantes pueden representar toda una pesadilla si no se eligen bien, ya que estas permiten direccionar el rumbo e imprimir velocidad con la mayor precisión posible.

Fijaciones

Estos son sistemas que unen las botas con las tablas a través de tornillos, esto hace que el movimiento de la bota se transfiera al esquí y puedan realizarse giros, descensos u otros.

Para los esquiadores profesionales o de alto nivel la fijación debe ir mucho más ajustada, ya que el objetivo es evitar que ante alguna maniobra brusca pueda salirse la bota.

Aunque estén bien ajustadas, las fijaciones igualmente brindan cierto grado de flexibilidad y amplia seguridad al deportista.

En el esquí alpino los talones van sujetos a la tabla para brindar mayor seguridad durante la práctica.

Bastones

Estos implementos son tan simples como importantes, se fabrican con materiales ligeros pero resistentes, por ejemplo metal y fibra de carbono, para que sean fáciles de llevar y muy útiles.

La función de los bastones es facilitar el recorrido a través de las zonas planas, ayudando a mantener el equilibrio del esquiador. Cada bastón es diferente y varía de acuerdo con el tipo de esquí que se desee practicar.

Los bastones para descenso suelen ser largos y aerodinámicos, mientras que los de slalom son cortos y con protección de empuñaduras para prevenir lesiones por golpes.

Casco y equipo de protección

El casco es imprescindible para evitar lesiones en la cabeza, del mismo modo que el resto del equipo ayuda a proteger el cuerpo de golpes y las inclemencias de estos helados paisajes.

La espaldera o “tortuga” es un protector corporal excelente y en combinación con el cubre boca y nariz, las espinilleras y los cubrebrazos conforman un equipo de seguridad completo para esquiar.

Modalidades profesionales del esquí alpino

El esquí alpino es un tipo particular de este deporte que incluye, además, diferentes modalidades.

Descenso o Downhill

El objetivo es descender a la mayor velocidad posible en un lapso de tiempo mínimo, entre 1 y 3 minutos como máximo, en pistas que van desde los 450m hasta los 1.100m. Se debe de pasar entre las puertas que están puestas para dirigir la carrera, aunque no se pasa muy cerca de ellas.

En esta modalidad se utilizan esquís largos y estrechos que favorecen la velocidad principalmente. En la disciplina de esquí de descenso se pueden alcanzar velocidades de hasta 140 km/h y es una de las competiciones más riesgo.

Eslalon Súper Gigante o súper G

Similar al descenso, se centra en la velocidad, pero no es lo único en lo que se enfoca, ya que también considera los giros largos y medios, con gran número puertas a corta distancia entre ellas.

Se lleva a cabo en dos mangas que se recorren el mismo día, resultando ganador el que recorra ambas en menor tiempo.

Eslalon Gigante

Se centra en la técnica de giro y las puertas están ubicadas a mayor distancia que las del Slalom, aunque igualmente implica giros cerrados durante el descenso.

Eslalon o Slalom

Esta modalidad se enfoca en hacer dos mangas con diferentes giros cortos en poco tiempo. El trazado cuenta con variedad de puertas, ubicadas a distancias diversas.

Los esquís que se emplean en esta modalidad son cortos y anchos para brindar estabilidad en los giros y en posición vertical llegan a la barbilla del deportista.

Otras pruebas

Aunque ya he mencionado las 4 modalidades de esquí alpino que se consideran como principales, existen otras que resultan de combinaciones entre estas y vale la pena destacarlas.

Combinada

Esta modalidad incluye una bajada en Descenso y otra en Eslalon, llevadas a cabo en días seguidos, teniendo como ganador al que recorra ambas en menor tiempo.

Supercombinada

Esta modalidad combina un Descenso o Súper G y una bajada Eslalon que pueden llevarse a cabo en el mismo día o un par consecutivo.

Eslalon Paralelo

Esta modalidad es levemente diferente, ya que se trata de una prueba Eslalom clásica pero realizada por dos esquiadores simultáneamente, en pistas que se ubican paralelamente entre sí.

¿Dónde surge el esquí alpino?

Los orígenes de esta actividad se remontan al año 2500 antes de Cristo, incluso existen evidencias grabadas en piedra que muestran a una especie de cazador con esquís y fueron halladas en Noruega.

Para el año 500 después de Cristo, se ubica el primer texto escrito en donde se menciona esta actividad pero entonces era identificada como “carreras sobre nieve”. 

En principio, el esquí surgió como una alternativa de medio de transporte en zonas donde la nieve predominaba, posteriormente emergió bajo la modalidad de deporte en el continente europeo, principalmente en Noruega, durante el siglo XIX y a principios del siglo XX ganó bastante popularidad. 

La modalidad de esquí alpino surgió, tal como indica su nombre, en los Alpes y conservó esta denominación hasta la actualidad. 

En España los deportes invernales tienen más de 100 años de antigüedad y desde el principio se ha considerado como una actividad apreciada en toda la nación. 

Desde las olimpiadas de invierno 1936 tanto el esquí alpino femenino como masculino han formado parte de los deportes líderes de este evento mundial.

Echando un vistazo a la historia es posible mencionar que los términos alpino y nórdico aplicados a la disciplina del esquí muestran claramente ambas formas de desplazamiento.

El nórdico hace referencia a la modalidad de esquí originada en Escandinavia, donde se practicaba este deporte en tierras relativamente planas.

Por otro lado, el alpino hace referencia a los Alpes, donde el esquí se practicaba en pendientes empinadas y cordilleras ubicadas en el centro de Europa. 

Mientras que los esquiadores nórdicos se desplazaban por largas distancias a través de tierras planas, los alpinos descendían cuesta abajo a grandes velocidades por empinadas montañas, las cuales en verano se utilizaban para senderismo, pero en invierno eran protagonistas de este increíble deporte.

Practicar esquí alpino en Baqueira Beret

En la estación de esquí de Baqueira Beret es posible practicar la modalidad nórdica o alpina de este deporte gracias a que la nieve es abundante y de excelente calidad durante toda la temporada.

En esta estación de esquí existen diferentes niveles de exigencia entre las más de 103 pistas disponibles para el deporte, que suman un total de mñas de155 km de recorrido. 

Están equipadas con 34 remontes, 4 parques infantiles de nieve, 25 escuelas de esquí, más de 500 guías profesionales o monitores, un estadio de eslalon y dos parques de nieve. 

La estación de esquí se encuentra dividida en tres áreas que se conectan entre sí a través de los remontes, Baqueira, Beret y Bonaigua, en ellas es posible apreciar cimas montañosas que alcanzan casi los 3.000 metros de altura, lagos de montaña y paisajes helados. 

Las pistas en la estación Baqueira Beret se encuentran clasificadas por colores para que los visitantes sepan qué tipo de esquí se puede practicar en cada una de ellas y los niveles de dificultad con los que cuentan.

Artículos relacionados

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.